AABA

Proyecto de reforma de la Ley de Ministerio Público

Compartimos el dictamen de la Comisión de la Mujer de AABA, aprobado por la Comisión Directiva de la Asociación.

La Comisión de la Mujer expresa su profunda preocupación ante el proyecto de reforma de la Ley de Ministerio Público promovida por el Poder Ejecutivo.

Nos limitaremos aquí a señalar lo que respecta a nuestra incumbencia en la tarea que nos ocupa que es promover la perspectiva de género en la actividad de defender y juzgar y así también capacitar.

La iniciativa oficial busca eliminar de la ley a las procuradurías especializadas y a las direcciones generales técnicas de apoyo ya existentes. Entre ellas, se encuentran la Procuraduría de crímenes contra la humanidad, de violencia institucional, y de violencia de género, trata y explotación de personas. También, las Direcciones de acceso a la justicia, derechos humanos, orientación y protección a las víctimas.

La eliminación de la Unidad fiscal especializada de violencia contra las mujeres, como así también la de violencia institucional, implica un fuerte retroceso en la política criminal contra la violencia contra las mujeres y el colectivo LGTTB.

La eliminación de la Unidad fiscal especializada en trata y explotación de personas también conlleva un desconocimiento de los avances que se han obtenido desde su funcionamiento en relación a uno de los delitos de características internacionales que ranquea en un pie de igualdad con el narcotráfico y el tráfico de armas.

Por otra parte, la reforma significa una regresión en cuanto a la paridad de género dentro del propio organismo al incluir como requisito de ser fiscal general y 10 años de antigüedad para desempeñar ciertas funciones. Esta postura implica un desconocimiento de que la mayoría de las mujeres fiscales ingresaron en los últimos 10 años por lo cual no llegarían a cumplir el requisito. Así, se daría por tierra con el principio de promover la igualdad de oportunidades con perspectiva de género que ha sido defendido por nuestra Asociación al adherir al postulado “Más mujeres, más justicia”.